2007/08/18

Mis noches libres

Hoy es mi noche libre, hoy es el día de enloquecer por ahí entre las luces de este barrio virtual y hacer aquellas cosas indecibles que todos guardamos en secreto, ¿no es verdad? Andamos por ahí cual desconocidos pero sabemos que podemos acceder a un mundo alterno donde desaparecen estos sucios temores hacia el enfrentamiento del verdadero deseo.

En mi vida cotidiana tengo miedo, me asusto de ser juzgada, de ser cuestionada, de equivocarme y de tener la razón, pero mas allá de la pantalla soy otra, alegre, vivas, intensa, hasta interesante, es un arte muy sencillo, no así milenario, no como el maquillaje, aunque con su misma mitología.

Mis días libres hablan mas allá de las máscaras, de las mentiras, cualquiera pensaría que el acto de maquillarme es un acto superficial, del tipo que se comenta en los salones de bellezas bajo esos grandes cascos que te extirpan las meninges, la materia gris y todo el cerebro, aludiendo que sin estos te verás mas hermosa, serás mirada cual si estuvieras bajo un video vouyer que no dejará de seguirte, de arriba abajo, de un lado a otro, recorriéndote encarnado en cientos de hombres, en los musculosos de la construcción, en el dueño de la tlapalería o aun en el desconocido que se friota contra ti en el metro, dirán que no es perversión si no el simple y sencillo efecto de la lobotomía de salón que acabas de pagar y que incluía un arreglo de uñas.

Pero no, en realidad es mas profundo de lo imaginable, cuando me maquillo genero un mundo virtual para mi, un mundo en que mi piel es perfecta, y las pequeñas arrugas bajo los ojos son casi imperceptibles, un mundo de secretos, donde nadie sabrán con quien he dormido a noche, ni cuanto, no sabrán si las sacudidas de mi alma se convirtieron en mares amargos durante a noche, no reconocerán mis tristezas, a menos que yo quiera que así sea, siempre3 hay un maquillaje especial para cada una de las expresiones, que se trata mas que de una mascare de un sistema de vida, de pase de abordar a un mundo donde yo lo domino todo cual si tuviera mi látigo y mis tacones.

Exactamente así ocurre con mis noches libres en frente de una pantalla, la virtualidad solo hace las veces de mi maquillaje, pero no se trate solo de eso, se trata de una actitud, se trata de una nueva vida, de salir a pasear sin llevar un escote y aún así ser aborda por los príncipes de mil colores que me esperan en la sala, al parecer solo a mi, se trata de toda una nueva vida, puedo ser enfermera, se secretaria, casada o soltera, amanecer en muchos brazos y quitarme el maquillaje al amanecer, como si nada, sabiendo que al día siguiente me aguardará el pepino y las cucharas heladas que eliminarán los rastros del cansancio en mis ojos, con la certeza, de que si tengo maquillaje y conexión en la red, tengo lo suficiente, para mi doble, vida, y además me sobra tiempo para ser solo yo misma, recoger a los niños, complacer a mi esposo, y fingirme perfecta.

Es por eso que amo mis noches libres

2 comentarios:

MISS TUTSI POP dijo...

OHHH!!!!
Me encantó la alegoría de que las identidades virtuales en el internet son como el maquillaje!!!
estoy totalmente de acuerdooo!
uno mismo se vuelve su propio experimento
porque podemos llegar tan lejos como queramos!!!!
saludos!
ya te anexooo!

Esto me huele a Fabus dijo...

ahora mismo soy un cerdo maníático que busca su sierra para ir a cortarte los miembros una vez que haya terminado de masturbarse con tus palabras digitales

:p